La jarra purificadora de agua Brita reduce la cal y otros minerales presentes en el agua como el plomo y el cobre. Además, elimina el cloro. Esto lo consigue gracias al filtro que lleva que debe ser cambiado cada uno o dos meses. Este filtro está compuesto por carbón activo y otros componentes que juntos eliminan todas estas sustancias.

Las jarras de Brita son una opción sencilla y muy económica para optimizar la calidad del agua de beber.

Su reducido tamaño y su bajo coste hacen de esta jarra purificadora de agua la más vendida y conocida.

La elevada calidad de esta jarra depuradora la convierte en un producto de más de 45 años de experiencia. Todos los modelos se han diseñado para satisfacer distintas necesidades y requisitos. Sin embargo, hay algo que no ofrecen todas: agua filtrada más limpia con un excelente sabor.

Ventajas

  • Ahorro en dinero, espacio y comodidad
  • Ganar en sabor en las comidas
  • Tener un agua sin sabores ni olores
  • Su tamaño permite llevarla de viaje
  • Recambio fácil de encontrar

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

  • Tecnología MAXTRA: reduce las sustancias que alteran el sabor del agua, como el cloro. Filtra los materiales como el plomo o el cobre, que puedan haber quedado en el agua tras su paso por la instalación de tuberías
  • Apertura amplia, que facilita el uso
  • Indicador electrónico de BRITA MEMO, el cual calcula el tiempo transcurrido desde que se coloca el primer filtro e indica cuándo es el momento de cambiarlo. Esta función está disponible en los modelos Navelia, Fjord, Marella y Optimax de BRITA
  • Medidas: 2,4 litros (1,4 litros de agua filtrada): 25,60 x 25,80 x 10,40 cm. Cabe en el compartimento de la puerta del frigorífico
  • Incluye un filtro MAXTRA

OBSERVACIONES

Para sacarle mejor partido a estas jarras purificadoras de agua, es recomendable colocar bien el cartucho después de haberlo tenido en remojo. También se debe filtrar el agua unas 4 o 5 veces antes de utilizarla para beber.

OTRAS OPCIONES