Eurofontanilla: expertos en descalcificadores de agua

En Eurofontanilla contamos con más de cuatro décadas de experiencia en la venta, instalación y mantenimiento de descalcificadores domésticos, principalmente, en Zaragoza, Huesca, Teruel, Navarra y La Rioja. La dureza del agua de la zona (nivel de cal) o el consumo son solo algunos de los factores que determinan la elección de un modelo u otro de descalcificador. Por eso, preferimos desplazarnos al lugar en el que plantea la instalación para poder ofrecer un presupuesto más ajustado sin ningún compromiso.

cta desktop contacto b Descalcificadores

¿Estás interesado en alguno de nuestros servicios?


Contáctanos sin compromiso

Un descalcificador para toda la casa: ¡Adiós a la cal!

Nuestros descalcificadores son eléctricos, volumétricos y de bajo consumo. En definitiva, son como pequeñas depuradoras domésticas que eliminan el exceso de cal mediante un proceso llamado descalcificación. La gran ventaja de este sistema de tratamiento del agua es que los descalcificadores domésticos se instalan en la llave general de la casa y protegen toda la instalación. Es decir, mejoran el agua de boca, pero también protegen todas las tuberías y alargan la vida útil de los electrodomésticos.

Ventajas de comprar un descalcificador doméstico

La instalación de un descalcificador en casa es casi esencial en algunas zonas en las que los niveles de cal son tan elevados, que esto influye en la calidad del agua de boca, produce averías en los electrodomésticos o afecta a la piel y el cabello. Con la instalación de un descalcificador doméstico se consigue:

  • Mejorar la calidad del agua de boca.
  • Evitar la sequedad en la piel y el cabello que produce el exceso de cal en la ducha.
  • Aumentar la vida útil de los electrodomésticos.
  • Ahorrar en la factura de consumo eléctrico.
  • Prescindir de productos como suavizantes, acondicionadores o limpiadores antical.
  • Ahorrar en detergente, productos de limpieza, cremas hidratantes, gel de ducha y champú.

Este proceso se basa en la utilización de resinas de intercambio iónico, generalmente, constituidas por copolímeros de estireno y divinilbencenos con grupos sulfonados que incluyen el ion sodio. Cuando el agua atraviesa esta resina se intercambian los iones de calcio y magnesio por iones de sodio. De esta forma, los primeros quedan retenidos en la resina y este último se incorpora al agua.

Los descalcificadores cuentan con un depósito con carga de sal para la producción de salmuera. El mantenimiento de este sistema incluye agregar sal en el descalcificador. Además, este aparato se compone de una botella con resina de intercambio iónico y de un sistema de control para ajustar los ciclos y poder controlar las fases.

El precio de un descalcificador de agua para toda la casa suele ser superior a los 1.000 euros. El precio varía dependiendo de diversos factores: dureza del agua, litros de consumo o características de la instalación de agua. Existen otras opciones más económicas como los anti-incrustantes.