Hola [email protected]:

Cada vez es más la gente que de una manera temporal o definitiva intenta adoptar hábitos de vida más saludables. Si os acordáis hace unos años, cuando oíamos que alguien era vegetariano nos quedábamos extrañadísimos, sin embargo ahora nos parece totalmente normal, sólo hay que ver como en los supermercados o comedores colectivos ha aumentado de manera considerable la oferta enfocada hacia otros tipos de alimentación.Un ejemplo lo supone la dieta vegana.

Vegano se dice a una persona que no come ningún producto animal. Los veganos evitan la carne (incluyendo el pollo y el pescado), el huevo, la leche y productos lácteos, la manteca, la gelatina e inclusive la miel de abeja. Cualquier alimento que tenga origen animal se rechaza en la dieta vegana.

la dieta vegana

¿De qué se compone la dieta vegana?

Principalmente la dieta vegana se compone de frutas y verduras, arroz y otros granos, y frutos secos. Los frijoles, lentejas y soja proveen la proteína necesaria para tener una alimentación equilibrada y los aceites vegetales, el aguacate y los frutos secos contribuyen suficientes calorías y grasas para mantener la buena salud. Quien quiera probar esta dieta primero debe de informarse muy bien sobre la nutrición humana antes de entrarle de lleno, especialmente con respecto a las grasas y proteínas.

Recomendaciones para llevar una dieta vegana:

  • Consume una ración de frutos secos(nueces, avellanas, cacahuetes, anacardos, pipas de girasol o calabaza, sésamo, etc.) a diario. Puedes consumirlos solos, en ensaladas, con postres, en forma de crema, etc.
  • Introduce una variedad de verduras a tus platos. Cuantos más colores distintos mejor mayor variedad de vitaminas: verduras de hoja verde, tomates, zanahorias, remolacha, pimientos, berenjena, brócoli…
  • Toma alimentos ricos en vitamina C(frutas cítricas, fresas, kiwi, pimientos…) junto con comidas ricas en hierro (legumbres, frutos secos…), ya que esta vitamina aumenta su absorción hasta tres veces más.

en qué consiste la dieta vegana

  • Controla el consumo de vitamina B12 mediante alimentos enriquecidos (cereales de desayuno, zumos, leches y/o margarinas vegetales, etc) y/o suplementos.
  • Es preferible sustituir los alimentos refinados por integrales pues en los cereales integrales el contenido en minerales y vitaminas del grupo B es considerablemente mayor.
  • Basa tu alimentación en cereales (a ser posible integrales) y legumbres y no en verduras pues estas tienen mucha agua y fibra que dan sensación de saciedad rápidamente impidiendo ingerir otros alimentos.
  • Limita el uso de aceite de girasol o maíz y utiliza en cambio aceite de oliva virgen (si es de primera presión en frío aún mejor). Procura también tomar una cucharadita de aceite de lino o una cuchara de semillas de lino molidas a diario para asegurar un correcto equilibrio del Omega 3 y el Omega 6.
  • Sustituye la sal común por sal yodada.
  • Procura hacer algo de ejercicio cada día, pues facilita la fijación de calcio en los huesos y mejora el estado general de nuestra salud.

frutas y verduras en la dieta vegana

LA DIETA VEGANA Y EL AGUA

Un capítulo aparte merece el agua en la dieta vegana, hay que tener en cuenta tres consideraciones;

  • Beber entre dos y tres litros de agua al día.
  • Es recomendable que emplees el agua de cocción de las verduras para hacer cremas o sopas, aprovechando así las vitaminas y minerales que han quedado en la misma.
  • En todas las dietas es importantísima la calidad de agua pero en ésta todavía más, ya que la mayor parte de alimentos necesitan agua para su cocción, un agua de calidad ayuda a mantener las vitaminas y minerales de las que hemos hablado en el apartado anterior. Nosotros os recomendamos cocinar con agua eurofontanilla.

Un saludo y hasta la próxima [email protected]

Autor: 

 

Solicite información
Nosotros le llamamos

 

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Teléfono (requerido)

Provincia (requerido)

Mensaje

He leído y acepto la política de privacidad