Hola [email protected]:

Se acerca el buen tiempo, el calor y muchos empleos requieren trabajar en ambientes calurosos, tanto en exteriores como en interiores. Trabajar en el calor y haciendo esfuerzo físico arduo puede afectar el sistema de refrigeración del cuerpo. Si el cuerpo no es capaz de enfriarse a sí mismo, el trabajador puede sufrir estrés térmico.

Si éste no se reconoce y trata en su comienzo se pueden desarrollar condiciones más serias e incluso fatales con bastante rapidez. Los trabajadores que tienen que laborar en condiciones de calor deben estar adecuadamente preparados para enfrentar el estrés térmico.

Las actividades de trabajo al aire libre aumentan a menudo durante los meses cálidos del verano, particularmente en las áreas de la construcción, instalación y reparación de techos, industria forestal, contención de incendios forestales y construcción de caminos.

Las actividades de trabajo en interiores calurosos exponen a los trabajadores al calor durante todo el año. Ellas incluyen trabajo en la industria de pulpa y papel, lavanderías industriales, panaderías, manufactura y fabricación de acero, salas de caldera y trabajo en áreas cercanas a hornos de cemento. Los trabajadores que están expuestos a ambientes calurosos deben recibir capacitación para prevenir el estrés térmico y para aprender a reconocer los primeros síntomas en ellos mismos y en sus compañeros de trabajo.

estrés térmico

El estrés térmico puede resultar en una variedad de problemas que van desde sarpullidos de la piel y mareos hasta convulsiones y pérdida de la conciencia. Los primeros síntomas, como son fatiga excesiva, letargo, irritabilidad, falta de coordinación y confusión, pueden causar accidentes serios.

Señales y síntomas del estrés térmico

  • Respiración corta
  • Aumento en la frecuencia respiratoria
  • Pulso rápido y débil
  • Piel fría, pálida y húmeda
  • Sudoración
  • Debilidad, fatiga y mareo
  • Dolor de cabeza y náusea
  • Desmayo
  • Calambres musculares

síntomas del estrés térmico

Las señales y síntomas son los mismos que para un caso de shock leve. La presencia del sudor es un factor importante porque es, a menudo, la única manera de distinguir el agotamiento causado por calor de la insolación, un problema que es más grave. Los trabajadores que sufren de agotamiento por calor deben ser transportados a un centro de asistencia médica.

Tratamiento del estrés térmico

  • Mueva al trabajador a un lugar más fresco. En lo posible, recuéstelo y remueva, o suelte, toda ropa que está apretada.
  • Refrésquelo con una esponja húmeda o abanicándolo. Preocúpese de no enfriarlo excesivamente. Si el trabajador empieza a tiritar, pare.
  • Si el trabajador está completamente alerta y sin náuseas, dele fluidos por vía oral. Los mejores son jugos, gaseosas sin cafeína, bebidas rehidratantes (bebidas deportivas), o una solución de agua con sal (1 cucharadita de sal para medio litro de agua).

tratamiento del estrés térmico

En la mayoría de los casos, ocurrirá una mejoría notable en torno a una media hora, sino no dude en llevarlo a un centro donde pueda recibir atención especializada. Recuerde que lo mejor es apostar por;

 Prácticas Preventivas

  • Llevar ropa ligera
  • Llevar un gorro o un protector del sol, evitando que éste incida directamente sobre la cabeza
  • Evitar las digestiones pesadas
  • Beber abundantes líquidos

prevenir el estrés térmico

Nosotros,  como no, os recomendamos nuestras magníficas fuentes de agua, ideales para mantener el nivel de hidratación adecuado en el trabajo.

Un saludo y hasta la próxima [email protected]

Autor: 

 

Solicite información
Nosotros le llamamos

 

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Teléfono (requerido)

Provincia (requerido)

Mensaje

He leído y acepto la política de privacidad