Agua osmotizada en restaurantes

Esta semana os vamos a hablar del agua osmotizada en restaurantes como alternativa al plástico. Como ya os hemos hablado en otros blogs, el agua proveniente del grifo en muchas zonas de España no está purificada y contiene gran cantidad de contaminantes, minerales y químicos. A pesar de que estas sustancias sean invisibles al ojo humano, sí que se pueden saborear.

El uso del agua osmotizada en restaurantes

Cuando una persona va a un restaurante a comer, busca una experiencia de calidad, y el agua es un elemento de gran importancia. Es por ello que se ha utilizado el agua embotellada como alternativa durante muchos años, pero esto tiene sus inconvenientes.

Entre otros, podemos destacar los siguientes inconvenientes del agua embotellada:

  • Almacenamiento
  • Enfriamiento
  • Transporte
  • Generación de residuos plásticos
bottles 60475 1280 Agua osmotizada en restaurantes

A pesar de que este último no afecte directamente al restaurante en cuestión, bien es cierto que contamina en grandes cantidades al medioambiente. Además, desde 2019 se han implantado nuevas regulaciones respecto a los envases de plástico, lo que conlleva a una mayor preparación para aquellas empresas que cuenten con un sistema de filtrado del agua.

Alternativa del agua embotellada para restaurantes

Dispensadores de agua fría

Estas máquinas producen agua natural, pero también pueden producir agua fría gracias al sistema de enfriamiento que tienen instaladas, llamada banco de hielo.

Este sistema funciona de tal forma que, por la noche, cuando se genera electricidad a un menor coste, el enfriador de agua refrigera el fluido y se almacena como hielo. Durante el día el agua va pasando por una serpentina de acero inoxidable que tiene contacto con ese hielo, haciendo posible que en unos pocos minutos se pueda disponer de un agua de gran cantidad de litros de agua fría.

Desde Eurofontanilla ofrecemos un servicio de agua osmotizada en restaurantes a través de la línea Horeca, que tiene las siguientes ventajas:

  • Ahorro económico. No hay que comprar agua embotellada y además no hay que usar frigoríficos durante largos periodos de tiempo para enfriar el agua. 
  • Ahorro de espacio del almacenamiento. Al no tener que almacenar agua embotellada
  • Mejor servicio. Agua de mayor calidad para tus clientes.
  • Contribuye al cuidado del medioambiente. Menor uso de plástico y residuos, y, por tanto, menores emisiones de CO₂.
  • Eliminación de bacterias y contaminantes. Se disminuyen los riesgos de contraer enfermedades.
  • Ocupa poco espacio. Son compactos y ocupan un espacio menor que otros sistemas de tratamiento de agua.
  • Poco mantenimiento. Los sistemas son automatizados y diseñados para la puesta en marcha y parada automática a través de bloqueos, por lo que requiere poca mano de obra.

Además, estas fuentes tienen un diseño moderno y atractivo, ya que están construidas con materiales como el acero inoxidable, aluminio o vidrio. Por lo tanto, pueden estar a la vista del consumidor y no arruinará la decoración del restaurante.

Servicio Horeca de agua osmotizada

El servicio de agua filtrada con ósmosis inversa para restaurantes tiene las siguientes características:

El agua que se distribuye viene de la red, por lo que como hemos dicho antes, se evita el uso de agua embotellada. El agua se purifica mediante el sistema de ósmosis inversa, y esta se almacena en un depósito o se envía a un dispensador de agua. Así pues, se puede servir el agua a distintas temperaturas.

Además de poder servir agua de mayor calidad, si se instala una fuente de agua conectada a la red eléctrica del restaurante, los vasos y platos quedarán mucho más limpios y de esta forma la experiencia de los clientes será mejor. Por consiguiente, habrá una reducción en costes de detergentes y productos químicos y una reducción del tiempo de inactividad y reparaciones.

Tener agua de calidad beneficia al negocio en muchos aspectos, cuidando detalles que a veces pasan por desapercibidos. Cuando el agua no es de calidad, se ve reflejado de manera negativa en aspectos como: copas con manchas de cal, cubiertos sin brillo, un café que no sea agradable, etc.

A pesar de que incorporar este tipo de sistema puede suponer una inversión mayor al principio, al largo plazo te brindará una verdadera solución y una mayor rentabilidad.

Conclusión

Cada vez son más los bares y restaurantes que han sustituido el agua mineral natural o agua embotellada por agua osmotizada. El uso de agua osmotizada en restaurantes trae innumerables ventajas a los clientes y a la propia empresa, como hemos dicho anteriormente. Pero, además, con menos kilómetros de transporte, menos plástico y menos residuos, el planeta también lo va a agradecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te podría interesar

Los romanos y el agua

Los romanos y el agua

Hola Fontaniller@s: Hoy empezamos con una cita histórica, “El agua es imprescindible para la vida,…

¿Estás interesado en alguno de nuestros servicios?


Contáctanos sin compromiso