Hola [email protected]:

Hemos dedicado más de un post para hablar del agua de botella, dado el ingente consumo que hay, no sólo en España, sino en todos los países del entorno. A veces cuando pregunto a la gente qué tipo de agua consume, me contesta que bebe agua de botella, porque le sale más barato que poner un filtro en casa, pero ¿es esto cierto?, hoy me gustaría establecer una comparación entre lo que significa beber agua filtrada o embotellada.

Es verdad que según  el sistema que usemos para filtrar el resultado del agua será diferente; por ejemplo si elegimos es un filtro de carbón activo quitaremos sólo el cloro, y si, en cambio, nuestra máquina es  de ósmosis inversa obtendremos un agua de excelente calidad, que no sólo retirará el cloro sino además la cal y el exceso de sales minerales.

Agua filtrada o embotellada

Lo que queda patente es que nos pongamos lo que nos pongamos, el hecho de filtrar el agua del grifo reporta una serie de beneficios con respecto a comprarla, beneficios que os relatamos a continuación:

Beneficios del Agua Filtrada

Ahorramos dinero

Al comprar un filtro de agua (valga lo que valga) hay dos gastos; el precio de adquisición y el precio de de los consumibles, entendiéndose como tales aquellos que se desgastan por su normal uso. Por el contrario,  si adquirimos agua de botella, éste será un gasto que durará toda vida. Cuanto más cueste el filtro,  más tardaremos en amortizarlo, pero llegará un momento en el que   ocurrirá, y simplemente el precio de los consumibles (por alto que sea) nunca será superior al del agua de botella.

Ganaremos comodidad

Con un filtro en casa evitaremos tener que pensar si nos queda agua o no, o si tenemos que ir al supermercado a por ella. No hay que transportar las pesadísimas garrafas ni acumularlas o deshacernos de ellas. Es evidente que tener agua con sólo abrir un grifo no sólo resulta más económico sino  más cómodo.

aguas de lujo

Contribuiremos a un ecosistema más sostenible

Ya comentamos los múltiples perjuicios para el ecosistema que ocasionan los envases de plástico (un 95% del agua embotellada está así envasada). El plástico no es biodegradable y a la naturaleza le lleva siglos eliminarlo.

Pagamos una sola vez por el agua que consumimos

No hablamos de una cuestión banal, ya que cuando tomamos agua de botella les estamos diciendo a las administraciones responsables de la calidad de agua que proviene de la red, que hagan lo que hagan seguiremos consumiendo agua de botella, por lo que no se esforzarán en mejorar esa calidad de agua.

Un filtro de agua se utiliza para todo

sistema de ultrafiltración

Debido al el precio del agua de botella, la mayoría de consumidores la usan casi única y exclusivamente para el agua de boca. Si tenemos un sistema en casa, al no pagar por litro, sino por tratamiento, se usa para todo. Muchos no le dan el valor que merece, pero el agua usada en la elaboración de las comidas es tan importante como la que usamos para beber. Del mismo modo que somos conscientes de la calidad de los alimentos al comprarlos, deberíamos hacer lo mismo con el agua. Sólo hay que imaginar cuando cocinamos una sopa; el 90 % es agua, le podemos añadir los mejores ingredientes pero si el agua no es de calidad, la sopa tampoco lo será.

En conclusión, beber agua de la red pasada por un filtro de agua  es más barato, cómodo, respetuoso con el medioambiente, responsable con la sociedad  y se adapta a muchos usos, por lo que nuestra apuesta queda clara.

Deseamos que este post sobre agua del filtrada o embotellada os haya resultado de interés.

Un saludo y hasta la próxima [email protected]

Autor: 

 

Solicite información
Nosotros le llamamos

 

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Teléfono (requerido)

Provincia (requerido)

Mensaje

He leído y acepto la política de privacidad